sábado, 21 de septiembre de 2013

Cómo están las cosas en América Latina



Rafael Correa visitó la selva amazónica y se manchó su propia mano con el crudo vertido hace 30 años por la empresa Chevron. Después mostró su mano extendida a los periodistas y dijo que la contaminación no quedará impune: “vamos a reaccionar contra tanto abuso y exploración”. “Vamos a mostrarle al mundo la mentira y la mano sucia de esta petrolera” aseguró.



Después viajó a Argentina (luego de que este país firmara un acuerdo con Chevron) y se entrevistó con la presidenta Cristina Fernández,  donde señaló:
 “Para cualquier especulación, tomen nota: nosotros confiamos totalmente en Cristina Fernández de Kirchner y si Cristina Fernández de Kirchner hubiera sido presidenta de Ecuador en la época en que Texaco (hoy Chevron) destruyó la selva ecuatoriana, eso jamás lo hubiera permitido. Por eso todo nuestro apoyo al gobierno de Cristina”.

Y bueno, nosotros también tendremos que confiar en la presidenta debido a que los detalles del acuerdo con la empresa petrolera no trascendieron. Con respecto al tema me quedo con la cita de Atilio Borón “Esos oligopolios son irreformables e incorregibles” y en este marco no creo que Argentina sea la excepción. 



Luego del grave desacierto y actitud contradictoria de la presidenta al firmar con esta empresa, el  mandatario ecuatoriano tenía que venir y hacer las declaraciones pertinentes para ratificar los lazos de unión y respaldo regional más allá de los errores particulares.

Finalmente Rafael Correa viajó a Cuba y se encontró con Fidel y Raúl Castro. El jefe de estado ecuatoriano ratificó su voluntad de seguir afianzando los lazos con la nación caribeña y fortalecer programas de cooperación en el área de salud.

Al mismo tiempo el presidente Nicolás Maduro, quien programaba un viaje a China, se vio obstaculizado por EEUU  quien le prohibió sobrevolar el espacio aéreo de Puerto Rico. Frente a este hecho el mandatario bolivariano denunció el accionar norteamericano “Una cosa indignante ha pasado, el gobierno de los Estados Unidos nos niega el sobrevuelo por la ruta del Caribe por territorio de Puerto Rico, que ustedes saben es un estado colonizado de Estados Unidos desde principios del siglo XX”, dijo.
Finalmente EEUU desistió y autorizó el uso del espacio aéreo puertorriqueño. Por su parte el Departamento de Estado de Puerto Rico aseguró no tener información oficial sobre la intervención del gobierno federal que evitó que el avión del presidente venezolano Nicolás Maduro sobrevolara el espacio aéreo de la Isla.

Cuba tampoco fue indiferente ante esta situación ya que se pronunció al respecto. Consideró el accionar de EEUU contra el presidente venezolano, una ofensa a la región.
También lo hizo Evo Morales quien  solicitó una reunión de emergencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) donde dijo que planteará el retiro inmediato de los embajadores de Estados Unidos como señal de rechazo al incidente que enfrentó el avión del Nicolás Maduro. Asimismo anunció que iniciará un juicio contra Barack Obama por delitos de lesa humanidad además de plantearle a los países del ALBA no asistir a la próxima reunión de la  ONU.

De todos modos, finalmente Maduro viajó a China y se reunió con su jefe de Estado, Xi Jinping.
Al mandatario venezolano un mensaje: Sr. Presidente ¡cuidado con el supertifón Usagi

Por el otro lado Horacio Cartes pidió libertad al MERCOSUR para establecer relaciones comerciales bilaterales fuera del organismo. En este contexto hay que agregar que a Paraguay no le gusta demasiado la nueva presencia de Venezuela en el Mercado Común del Sur. Pues recordemos que cuando fue incorporada la nación bolivariana, los paraguayos estaban suspendidos por el golpe de estado parlamentario ejercido a través de un juicio político al ex presidente Fernando Lugo Méndez.

Cartes,  tiene programado viajar a Nueva York en estos días para reunirse con el Secretario General de la ONU, Ban ki- Moon. También tendrá encuentros bilaterales con otros mandatarios: Juan Manuel Santos de Colombia, Peña Nieto de México, Danilo Medina de República Dominicana, Otto Pérez Molina de Guatemala y el Emir de Qatar Tamin Bin Hamad Al-Thani. Estos encuentros bilaterales de la derecha latinoamericana se realizarán en le marco del 68º Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.

El presidente Obama lógicamente no desaprovechará esta ocasión y ofrecerá una cena para los Jefes de Estado que participarán de la Asamblea General.

Pero parece que el presidente norteamericano no quiere que asista la delegación de la republica bolivariana en la Asamblea, pues el presidente Maduro aseguró que EE UU le negó la visa a representantes de Venezuela ante la ONU por querercondicionar” la entrada al Ministro del Despacho de la Presidencia, general Wilmer Barrientos, a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con sede en Nueva York. “Ellos nos quieren condicionar. No le quieren dar la visa a mi Ministro del Despacho de la Presidencia” afirmó.


La presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, si bien aseguró que no llevará a cabo la visita programada en octubre a Washington, sí asistirá al 68º Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU. Lo hará entre los días 23 y 25 de septiembre, donde pronunciará el discurso inaugural. En este caso la temática será sin dudas sobre el espionaje de Estados Unidos al mundo, también planteará prohibir el uso de Internet para ese tipo de actividades. Así lo expresó la mandataria en una entrevista a medios de prensa del Estado de Rio Grande do Sul.


Con respecto al tema espionaje, México es indiferente. Pues Peña Nieto recibió al Vicepresidente de EEUU Joe Biden, para impulsar relaciones económicas… ¿Y el tema del espionaje? Recordemos que hace un tiempo a tras se denunciaron los casos de espionaje llevados a cabo por la Agencia Nacional de Seguridad  sobre las comunicaciones electrónicas de Enrique Peña Nieto, cuando este era candidato a la presidencia de la República. El tema no estaba en la agenda.


A diferencia de México, los cancilleres de Brasil y Argentina,  se reunieron y acordaron acciones conjuntas contra el espionaje de EEUU. Además condenaron el uso de armas químicas y una intervención militar en Siria.

Otros de los temas importantes son los relacionados a conflictos marítimos. El 25 de septiembre se reunirá en Nueva York, no sólo los países de la Alianza del Pacífico sino también el presidente de Chile Sebastian Piñera y el mandatario peruano Ollanta Humala, como antesala del Fallo de la Haya.

 La reunión tendrá lugar en momentos en que ambos gobiernos están pendientes de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya anuncie cuándo dictará su fallo sobre el litigio marítimo entre Perú y Chile.


Ya que hablamos de conflictos por salidas al mar, hablemos de los  marítimos entre Colombia y Nicaragua. Diez meses después del anterior fallo del tribunal que ratificó la soberanía colombiana sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y adjudicó a Nicaragua más de 90.000 kilómetros cuadrados de mar Caribe, Managua volvió a la CIJ para reclamar la aplicación efectiva de esa decisión, que Bogotá no acató.
Un comunicado del gobierno nicaragüense detalló que la demanda fue entablada por su agente en La Haya, Carlos Argüello, quien solicitó formalmente a la CIJ "que falle y declare el rumbo exacto de la frontera marítima" entre Nicaragua y Colombia. "Esta demanda tiene por propósito terminar de definir los espacios marítimos de Nicaragua que limitan con Colombia en el Caribe, sin perjuicio de terceros Estados", señaló el documento.
Por su parte Colombia dice no estar dispuesta a perder un solo milímetro de su territorio en mar Caribe, por lo que no aceptará que prospere la demanda que interpuso Nicaragua ante la Corte de La Haya para ampliar su plataforma continental a casi 100 millas de la costa de Cartagena. Así lo advirtió este jueves el presidente Juan Manuel Santos, "(La demanda es) improcedente e inclusive temeraria. Tengan la seguridad de que no vamos a ceder un solo milímetro en esa plataforma continental", les aseguró el Jefe de Estado a los isleños.
Así están las cosas en América Latina, veremos que pasa la próxima semana.

S.C